Mateo 5, 43-48

El amor de Dios es un amor perfecto, sin medida, desinteresado. Hoy el Evangelio nos invita a tener una actitud como la de Jesús, un amor a todos por igual. Dios nos invita a “amar a nuestros enemigos”, orar por ellos. Todos somos hijos de Dios y debemos ver en el otro el rostro de Cristo, y tratar al otro como al mismo Señor. No podemos amar al otro si no estamos cerca de Dios que es la fuente del amor: la oración, lectura espiritual y sacramentos, son elementos que nos fortalecen, nos ayudan a estar cerca.

Imagen de: https://pixabay.com/es/cruz-iglesia-fe-religi%C3%B3n-1979473/

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s