Lucas 24, 13 – 35

Cuánto nos cuesta reconocer a Jesús en el camino de nuestra vida, así como los discípulos que iban de camino hacia Emaús compartieron con él y no lo reconocieron, hoy, nosotros, no reconocemos a Jesús en el hermano, no lo reconocemos en su Palabra, no lo reconocemos en la Sagrada Eucaristía, allí está el Señor, vivo y real.

Imagen de: https://pixabay.com/es/%C3%BAltima-cena-vitral-502804/

En el Hermano está esperando nuestra ayuda: nuestra oración, nuestra compañía, nuestro consejo, nuestra ayuda espiritual y material.

A través de su palabra se comunica con nosotros, quiere entrar hasta el fondo de nuestra alma y transformar poco a poco nuestra existencia.

En la Eucaristía lo encontramos vivo, real, actual y actuante, un Dios de vivos y no de muertos, porque Dios es tan grande que se hizo pan `para el hombre.

Pidamos al Señor que nos ayude a reconocerle siempre en nuestra vida, porque realmente está allí. Realmente está a mi lado, realmente me habla a través de su palabra, realmente está presente en el hermano y en la Eucaristía.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s