El amor en el Evangelio según San Juan 13, 1

1           Introducción

El amor es una realidad presente en la humanidad, pero éste está determinado por muchos aspectos, siempre el amor humano es limitado, condicionado y en ocasiones deformado por la misma naturaleza del hombre, quien por desobediencia pecó y se alejó de Dios.

Pero Dios no se queda quieto, el sale de nuevo al encuentro del hombre y nos llama a amar cuando nos dice “les doy este mandamiento nuevo: Que se amen los unos a los otros” (Jn 13, 34). Este amor, como bien lo veremos más adelante, debe ser un amor hasta el final (Jn 13, 1)

Seguir leyendo “El amor en el Evangelio según San Juan 13, 1”

Esperanza cristiana y parusía

“Nos has hecho, Señor, para ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti”, con este postulado de San Agustín quise comenzar este texto, pues, pienso, no hay mejor forma de ilustrar la esperanza Cristiana en aquel encuentro definitivo con el Dios de la vida, pues en todo ser humano vive un deseo, una necesidad de trascendencia, de superar la muerte, de “ganarle la batalla”, una necesidad de permanecer para siempre, de vivir para siempre, y si bien esto podría parecer imposible no lo es, pues para quienes en Dios creemos la muerte no existe, la vida no termina con la muerte, se transforma, la muerte es una puerta que todos cruzamos, de esta vida, a la otra, a la vida más real que pueda existir.

Seguir leyendo “Esperanza cristiana y parusía”

Escatología, cristología y antropología teológica: lo que deberías saber.

La escatología es el campo de la teología que contempla el misterio del más allá. Este es, quizá, el problema más trascendental del ser humano, después de la existencia de Dios, pues se relaciona directamente con ÉL.

Seguir leyendo “Escatología, cristología y antropología teológica: lo que deberías saber.”

La Parusía

En su etimología, la palabra Parusía viene del griego pareimi, cuyo significado es el de estar presente o llegar. En la antigüedad, el pensamiento helenista hizo uso del término para referirse a la manifestación terrenal de la divinidad, también para referirse a la llegada de los reyes a sus ciudades. (Mercaba, s.f)

Todos esperamos con alegría la segunda venida de Cristo, con una esperanza llena de gozo y de confianza que desde ya nos invita a vivir unidos a Cristo, sentirnos parte de Cristo desde el bautismo, pues todos somos uno en ÉL, cuerpo místico del Hijo de Dios, que caminamos juntos hacia el encuentro definitivo con el Padre hacia donde el Hijo vino a llevarnos.

Seguir leyendo “La Parusía”